Aprendiendo a Decir No

Reconozcámoslo, hacer un mal negocio es mucho peor que no hacer absolutamente nada. Puede ser difícil salir de un negocio, pero muy necesario si un inversionista no está obteniendo el negocio que ella o él desean.

La capacidad de rechazar un negocio si no está de acuerdo con sus estándares y requerimientos es una herramienta útil para tener a mano y evitar así un desastre potencial.

Cuando realice un negocio, es esencial que usted tenga un plan de juego en su lugar.

 

Al hacerlo, usted puede negociar desde una posición de fortaleza.

 

La actitud mental de estar preparado para retirarse si los números no le convencen es vital.

 

Antes de negociar con el vendedor usted debe saber en dónde conseguirá dinero… ¿está siendo su trato financiado por un banco, un agente hipotecario privado o está siendo financiado por el vendedor?

 

(Lo que le coloca en una posición más débil que el vendedor debido a que su opción es más dependiente de ellos.)

Un inversionista debe saber también exactamente porque está vendiendo el vendedor.

 

Descubra todo lo que pueda encontrar acerca de este negocio para identificar aspectos como un posible daño estructural de la casa con problemas financieros ligados a la misma.

Familiarícese con aquello que usted está comprando y cuál es el valor de la propiedad objetivo por sí sola.

 

Cuando vale la propiedad “en el estado en el que está” en este momento. Usted también debe discernir la forma en que el vendedor necesitará que se realice el pago.

 

¿Será recibido el pago en una sola cuota o se pagará a través del tiempo con una oferta de intereses atractiva?

La idea de hacer un negocio solamente debe ser considerada si puede ser potencialmente rentable.

 

Debe ser algo que tanto el comprador como el vendedor puedan trabajar.

Aléjese si las intenciones del vendedor no son claras.

 

Los parámetros para dicho acuerdo deben ser cuidadosamente definidas y comprendidas por ambas partes involucradas.

También es imperativo incluir una cláusula MAC (Material Adverse Change).

 

Esto le ha al comprador el derecho de determinar cualquier acuerdo antes de concretarse o de renegociar los términos de dicho acuerdo si se encuentra información durante la diligencia que actúe en detrimento del bien objetivo.

Como comprador, la elasticidad en la diligencia resultan evitar una posible ganga perjudicial.

 

La cláusula MAC ofrece a los compradores una “salida” legal y se refiere a eventos que sucedan en el marco del tiempo entre el anuncio del negocio y la fecha de cierre del mismo.

 

Si se puede anexar nueva evidencia que pueda probar un perjuicio a largo plazo del valor de la propiedad, usted puede optar por alejarse o por renegociar.

Conocer sus prioridades y que es importante para usted también es valioso.

 

Aléjese si un negocio compromete su integridad o se siente que está siendo involucrado en un negocio que usted considera deshonesto, anti ético o inmoral... confíe en sus distintos.

Otro elemento a considerar es lo que usted tiene que ganar de dicho trato.

 

¿Posee un potencial a largo plazo o se sacrificará para lograr una ganancia a corto plazo?

 

La gratificación inmediata no vale hipotecar su futuro ni lo vale invertir en una propiedad que no le ofrezca una ganancia futura.

 

Sea claro en lo que respecta al precio máximo, o al precio máximo de compra, que usted está dispuesto a pagar cuando la negociación llegue a su término.

Familiaricese con el valor del mercado a detalle en su área.

 

Estime cuánto pagará usted en reparaciones, cierre, tenencia, costos de venta, potencial de ganancias y pondere todo esto en la ecuación general.

Conozca la competencia, todos los costos, y las capacidades de la propiedad esto le permitirá tener una decisión más fundamentada.

 

Es muy importante también tener un plan de salida.

 

Por ejemplo, si usted planea intercambiar la casa, ¿cuenta usted con inversionistas en el lugar?

Si usted abandona ese negocio, ¿cuáles son sus alternativas?

 

Si las alternativas son mejores que el negocio que tiene en la mano, desistir de hacerlo favorecerá sus intereses.

 

Artículo traducido y publicado con autorización expresa del autor
Créditos de las fotos e imágenes: Microsoft Corporation.
Traducción realizada para Realtor Essentials.com por Mónica Yaneth Loeb Willes

Jeff Adams

Jeff Adams es un experto en encontrar vendedores motivados, compradores ansiosos y prestamistas privados a través del Internet.

Su sistema de inversión automatizado en línea para atraer a compradores, vendedores e inversionistas le ha permitido realizar más de 350 negocios desde 1995 mientras tenía un trabajo de tiempo completo como bombero!

 

Luego de trabajar de una manera difícil en inversiones de bienes raíces, Jeff llegó a la conclusión de que ya había tenido suficiente: entonces él invirtió tiempo y dinero seriamente en crear sistemas que le permitieran realizar su labor con menores complicaciones, tener más tiempo y ganar más dinero! Jeff desarrolló sistemas que pretenden...

  • que él ya no toque de puerta en puerta en casa de quienes tienen pre-embargos. En vez de ello, los prospectos de pre embargos realmente motivados le llaman a él.
  • El no tuvo que competir frente a frente con otros inversionistas que tenían las mismas listas de pre embargos, los sistemas de Jeff le destacaron aparte de la competencia.
  • Jeff ya no estaba ligado a su oficina, debido a que su sistema de “Oficina Virtual” funciona de cualquier conexión en red.
  • El ahorró cientos de miles de dólares cada año en comisiones a los agentes de bienes raíces, debido a que su sistema ahora hace ese trabajo por él y
  • Jeff también ahorró cientos de miles de dólares anualmente en comisiones a prestamistas y otras tarifas. Jeff Adams ahora tiene todo el dinero que necesita, en su sitio y listo para la acción.